Aula Gerión

Asociación para la defensa del Patrimonio Histórico - Sanlúcar de Barrameda (Cádiz)


 

 

 

 

 

Jardín Histórico Las Piletas

Declarado de Bien Interés Cultural

Inscrito en el CGPHA

 

 

                                                                                                   Aula Gerión - 01/12/2007


Por la Resolución de 24 de febrero de 2004, de la Dirección General de Bienes Culturales, el Jardín Histórico de las Piletas se encuentra inscrito en el Catálogo General de Patrimonio Histórico Andaluz, con carácter genérico, junto a otros veinticinco jardines de Interés Cultural de la provincia de Cádiz (BOJA, 19/03/2004)

Este jardín, junto a los del Palacio Municipal, es uno de los pocos jardines históricos de propiedad pública con que cuenta Sanlúcar.

 

 

En el PGOU de Sanlúcar, el Jardín de Las Piletas y los navazos aledaños están protegidos en el Catálogo de Inmuebles protegidos, con nivel de máxima protección (A-34), donde se reseña la "protección específica de la vegetación arbórea existente y mantenimiento de las huertas y navazos de su entorno".

Según las previsiones del actual PGOU, este jardín queda enmarcado en la actuación denominada "Parque de las Piletas", donde se proyecta lo siguiente:

 

 

PGOU Sanlúcar 1997 - Parque de Las Piletas

Artículo 5.96.-  Condiciones Particulares del Uso Pormenorizado Áreas de Ocio.

1. La disposición de estas áreas, que se identifican en el Plano de Calificación, Usos, Sistemas, Alineaciones y Rasantes están previstas para asumir un grado máximo de usos compatibles y su forma será tal que se mantenga su carácter básico de espacio libre.

El espacio determinado para esta finalidad por el presente Plan será el Parque de Piletas. La ordenación de ese espacio quedará confiado a un Plan Especial cuyas finalidades serán:

. Localización de la feria y sus instalaciones complementarias.

. Protección de los jardines de Piletas catalogados por el Plan.

. Protección e integración de alguno de los navazos de la zona como elemento del Parque que identifique el lugar y la singularidad cultural y etnográfica del enclave.

. Relación con el balneario y zona deportiva aledañas.

. Incorporación carril de bicicletas de la avenida del ferrocarril.

. Localización de otras actividades complementarias tales como lugares de recreo y diversión (área lúdica) y zonas de aparcamiento.

2. Salvo el recinto reservado para la instalación de la Feria, las áreas de ocio estarán arboladas y ajardinadas al menos en un cincuenta por ciento (50%) de su superficie, manteniéndose en todo caso el carácter abierto del espacio e integrado en el área vegetal con los elementos de urbanización y arquitectura que se dispongan, evitando la intrusión de elementos constructivos o de urbanización de impacto apreciable. La ordenación del parque y organización de usos deberá conservar el Jardín de las Piletas así como alguno de los navazos existentes en la zona.

3. Se admitirán los siguientes usos públicos: deportivos, docentes vinculados a la instrucción sobre áreas temáticas relacionadas con el destino principal de la zona, culturales, recreativos, de espectáculos y análogas que supongan un manifiesto interés público y social, así como aparcamientos para satisfacer las demandas generadas por los usos dispuestos.

4. Si se disponen áreas de aparcamiento, no podrá en ellas instalarse construcción alguna para dar sombra a los vehículos, debiendo procurarse ésta mediante siembra pautada de arboleda, ni urbanizarse con elementos o materiales que impacten apreciablemente el carácter abierto del área.

 

 

Descripción

El jardín de Las Piletas está ubicado entre verdes navazos y al abrigo de la barranca sanluqueña. Su enclave, en lugar muy próximo a la playa, dio lugar a que, tradicionalmente, fuera visitado por los bañistas y veranantes durante la época estival, para tomar las aguas salutíferas de sus manantiales (hoy contaminadas).

Las Piletas se distingue por ser un espacio de gran calidad ambiental y paisajística, además de constituir un rincón de enorme significación sentimental para sanluqueños y veraneantes.

El conjunto de la planta dibuja una cruz latina, en cuya cabecera se con­centraban los elementos más significativos: tres manantiales, pozo y esculturas, todo ello envuelto en una frondosa vegetación autóctona que otorga al lugar un gran interés botánico: moreras, platanus orientalis, pinos porum, lantanas, aloes, ficus, álamos, aspidistras, olmos, palmeras, cintas, culantrillos, eucaliptos, madreselvas...

La importancia histórica del jardín radica en su carácter exclusivo de ser el único que se conserva según su primitivo estado, permaneciendo como fiel testigo de aquella función tradicional de Sanlúcar como centro curativo de descanso y reposo. Por sus propiedades medicinales, las aguas de Las Piletas estaban consideradas, desde antiguo, como uno de los cuatro manantiales más importantes de los veinticinco existentes en la ciudad durante el siglo XIX. Especial relieve estético ostenta Las Piletas tanto por su época de construcción, como por el cuidadoso diseño que presenta y los elementos artísticos que contenía.

 

 

Algo de historia

Uno de los primeros visitantes de Las Piletas fue el célebre escritor Tomás de Iriarte, que llegó a Sanlúcar (1791) en muy mal estado de salud y, al parecer, se recuperó totalmente gracias a estas aguas.

Las primeras obras en el manantial se deben al Duque de Osuna quien, en agradecimiento por la curación de una enfermedad que obtuvo con la toma de estas aguas, patrocinó en 1809 la realización del depósito de aguas del primigenio pozo denominado "Las Piletas Viejas"; la formación del paseo; y la construcción de la glorieta central, formada por el brocal del pozo, una lápida conmemorativa y las tres estatuas neoclásicas de la alegoría de La Fama, Hipócrates y Galeno. Junto a la fuente del colegio de Las Pastoras, estas esculturas eran las únicas muestras de estatuaria civil para jardines conservadas en la ciudad. Se distinguían por su severidad formal, idealismo y pureza de líneas, en conexión con el ideario estético del clasicismo dieciochesco y la mentalidad cientifista de la Ilustración. El conjunto estaba rodeado de frondosos y elevados sauces.

La significación iconográfica de este conjunto escultórico suponía una exaltación de la ciencia y el mundo de la medicina, representado en las figuras de Hipócrates y Galeno, los médicos más famosos de la Antigüedad clásica. La personificación femenina de "La Fama", como figura principal, aludía a las propiedades medicinales de estos manantiales, cuyas aguas estaban destinadas a triunfar y vencer sobre el mal de la enfermedad. En la zona inferior del pedestal se situaban dos desaparecidos caballos alados o pegasos, símbolos de la fama y el genio poético.

 

Sobre este primer núcleo se realizaron reformas y ampliaciones posteriores, como la efectuada por el distinguido padre escolapio y químico, fundador del Instituto Calasancio, el Beato Faustino Míguez -autor del libro Análisis de las aguas públicas de Sanlúcar de Barrameda, 1872-, quien descubrió un nuevo manantial (1862) denominado "Pozo Escolapio". Ya a comienzos del siglo XX, momento en que se encontraba muy en boga la toma de aguas medicinales, el Ayuntamiento de Sanlúcar cedió a Torcuato Luca de Tena la explotación de estas aguas, aunque poco después pasó de nuevo al Ayuntamiento. 

Torcuato Luca de Tena realizó otra importante reforma en el jardín en 1901. Se construyó entonces el pabellón alto, en un segundo nivel de altura, rodeando la glorieta, con clara función de cerramiento, al que se accede mediante un par de rampas escalonadas que, de forma semicircular, se ubican en los laterales. El mirador se cubre con una pérgola emparrada de cerrajería decorada con fina labor calada de motivos vegetales, constituyendo todo ello una hermosa apertura hacia el paisaje. También se colocaron los bancos y se ajardinó el paseo, además de ampliarse el recinto a 700 m2. El jardín se cerró con enverjado y cancela de entrada instalada entre pilares con jarrones cerámicos (también desaparecidos y sustituidos por otros nuevos de escayola). Al mismo tiempo se colocó otra lápida sobre el tercer manantial descubierto por Luca de Tena y denominado "San Fernando" (1902).

En 1903, por Real Orden se declaró de Utilidad Pública el agua de Las Piletas.

 

 


 

El jardín de Las Piletas, espacio lúdico inseparable de la Sanlúcar romántica y regionalista, se mantuvo abierto al público hasta hace algunas décadas en que se cerró debido a su grave estado de deterioro.

Tras varias décadas de abandono, en 2003 el jardín fue "rehabilitado" por una Casa de Oficios, perdiendo gran parte de su virtualidad original y habiendo desaparecido de sus respectivos pedestales las estatuas de Hipócrates, Galeno y La Fama que culminaban el jardín.

El verano de 2007 se cedieron las Piletas para instalar un bar de copas, cuyo uso ha degradado aún más el estado de este importante jardín histórico.

 

Instalaciones colocadas en Las Piletas en el verano 2007

 

El Aula Gerión se pregunta qué va a pasar con Las Piletas y con los navazos aledaños que también están protegidos. Esta asociación exige al Ayuntamiento conserve como es debido este jardín y su entorno. Este excepcional espacio debe adecuarse para el uso público que siempre tuvo, en equilibrio con la figura legal de protección que le afecta. Asimismo, propone, tal como ya lo ha hecho Ecologistas en Acción, que en los singulares navazos sanluqueños se instalen huertos de ocio, por ser un importante patrimonio etnográfico, que es necesario conservar y difundir.

También el Aula Gerión pregunta: ¿dónde están las estatuas de Las Piletas y quiénes han sido los responsables de su desaparición?

 


Nota, noviembre, 2010

Proyecto de rehabilitación del jardín de las Piletas, elaborado por la Gerencia de Urbanismo en septiembre-2010, para incluir en el plan PROTEJA, 2010, con un presupuesto de 100.000 euros.

Según este proyecto, en el centro del paseo se prevé realizar una fuente ornamental con siete surtidores, a modo de acequia (40 cm. ancho) en toda la longitud del paseo de acceso (51 m). Este nuevo elemento constructivo en el jardín protegido obstaculizará, sin duda, la posible utilización del jardín, en un futuro, como lugar de celebración de eventos, cuyo uso ayudaría al mantenimiento de este bien cultural.

El grado de protección jurídica del jardín exige su conservación integral.

Esperemos que tras estas obras no vuelva a abandonarse el jardín, como se hizo después de la nefasta intervención de la casa de oficios en 2003.

¿por qué en este proyecto no se ha previsto la recuperación de las estatuas primitivas o reposición de otras que las recordasen?

Las Piletas. Estado actual Las Piletas. Proyecto

 

Se puede consultar este proyecto en:

http://www.gmusanlucar.es/Proteja2010/Body_PlanPROTEJA2010.html

 

 


Reivindicaciones y denuncias de Ecologistas en Acción:

El Parque de Las Piletas, un enclave a conservar

Las Piletas, un Patrimonio sanluqueño cerrado a cal y canto (05/05/2006)


 

 

 

Artículos recomendados:

 

"¿Qué son los navazos?" por Ecologistas en Acción - Sanlúcar

“El Navazo. Un ejemplo de Patrimonio Rural”, por Ecologistas en Acción - Sanlúcar

"Anteproyecto para la creación de un huerto de ocio, "El Navazo", en Sanlúcar de Barrameda", por Ecologistas en Acción - Sanlúcar

 

Vídeo sobre los navazos de Sanlúcar:

 

 


 

 

Nota: Las fotografías publicadas en este artículo pertenecen al verano 2007, excepto las históricas, y han sido cedidas por un compañero del Aula. El texto descriptivo e histórico ha sido extraído de la Guía Histórico-Artística de Sanlúcar de Barrameda, de Ana Gómez Díaz-Franzón, ASEHA, 2003 (3ª ed.)

 

 


 

Actualizado 04/12/2010

 


 

Volver