Aula Gerión

Asociación para la defensa del Patrimonio Histórico - Sanlúcar de Barrameda (Cádiz)

 

 

 

Mercado de Abastos de Sanlúcar de Barrameda

"Plaza de San Lucas"

 

                                                   

 

Un poco de historia

El proyecto del Mercado de Sanlúcar data de 1736, cuando el Ayuntamiento compró dos solares existentes en la calle Bretones para construir un edificio, donde quedaron unificadas las tres carnicerías que había entonces distribuidas por la ciudad. El proyecto del nuevo mercado fue aprobado por Real Provisión dada en Madrid el 5 de enero de 1743. El Duque de Medina Sidonia contribuyó cediendo un trozo de su jardín para "encuadrar la fábrica".

Se presentaron varios proyectos para el edificio de "maestros propios y forasteros", llevándose a acabo el presentado por el Maestro Mayor de la Real Audiencia de Sevilla. La obra de las nuevas carnicerías y plaza quedó finalizada en 1744, habilitándose el edificio para vender "carne, tocino, caza, verduras, despojos de tripería, frutos, comestibles y otras varias cosas más". Se inauguró el 18 de octubre de 1744, día del Patrón de Sanlúcar, San Lucas, por lo que el nuevo edificio se llamó "Plaza de San Lucas". La imagen de este santo se pintó en una hornacina dentro del Mercado, en la oficina destinada al diputado en encargado del edificio. Las obras costaron algo más de siete mil ducados. En aquel tiempo el Ayuntamiento permutó a los religiosos jerónimos la Lonja de las Covachas, poniéndole puertas y ventanas nuevas "para que pudiesen servir de almacenes de frutas de todos los tiempos".

La estructura original era de planta cuadrangular. Hacia el interior, en tres de sus lados tenía arcadas cubiertas, donde se situaban los puestos de venta, tal como hoy se conserva en sus lados longitudinales. La plaza tenía una zona cubierta, donde se ubicaban los puestos, y otra zona central, al aire libre, que más tarde se cubrió. En origen, el edificio tuvo tres puertas, una hacia la calle Bretones, otra hacia la calle Trascuesta, y una tercera, que era la principal y miraba hacia el Palacio Ducal, en la antigua plazuela de Belén. Esta plazuela se situaba entre el edificio del Mercado y la muralla del jardín ducal. En el siglo XIX se amplió el Mercado por este lado de Las Covachas, ocupando gran parte de esta plazuela. Por este mismo lugar corría antiguamente la calle Jardines, la cual comunicaba la cuesta de Belén con la calle Trascuesta.

El historiador Juan Pedro Velázquez Gaztelu, que escribe en 1760 y fue testigo de la edificación de la Plaza de Abastos, realiza la siguiente descripción del edificio:

"... concluida a principio de octubre de 1744, estrenándose el 18 de octubre del mismo año, día en que la Iglesia celebra a nuestro glorioso patrono, tutelar y titular San Lucas Evangelista, cuyo nombre se le puso a esta oficina y su imagen en pintura elegante se colocó en nicho competente en la sala de la Diputación que reside en ella...

Compónese toda ella de un cuadriongo (...) En el fondo inferior están las cuadras de las 4 tablas de la carnicería con la pieza o almacén para guardar las carnes y a un lado la sala de la diputación con balcón y puerta a la misma cuadra, y otro a uno de los ángulos del patio. Toda esta pieza tiene mucha luz y ventilación por medio de tres espaciosas ventanas, y las grandes rejas que cierran los tres arcos de la puerta de la entrada y de sus colaterales a quien sirven de adorno las armas reales y las antiguas y modernas de la ciudad. En el frente opuesto, al lado de la puerta principal, frente del palacio se construyeron cuatro aposentos muy capaces para que sirviesen de tocinerías, y a sus lados dos puestos para la caza el uno, y el de enfrente para los mondongueros. El patio que media entre estos diferentes edificios, va descendiendo su suelo en pendiente muy suave, casi insensible al huello pero muy sobrada para la pronta salida de las aguas llovedizas que corren rápidamente sin parar sobre su firmísimo empedrado, yendo todas por sus líneas diagonales a parar a un sumidero, que las recoge y por caño oculto las vacía en la calle Bretones.

[El patio central del Mercado] se compone de cuatro ángulos techados que estriban sobre 28 arcos y pilares de piedra berroqueña, 9 por cada lado y 5 en cada frente, dejando desde las paredes a los pilares 3 varas de hueco para la colocación de las verduras de las huertas en cada arco, cuyos nombres se leen sobre unos azulejos mandados hacer al propósito, quedando el claro del patio destinado para que en él formasen calle los fruteros, sin interrumpir no obstante el tráfico desahogado de las gentes.

Entrase a esta oficina por tres puertas de anchurosa capacidad. La principal con su portada de cantería de estilo rústico, mira a la plazuela frente del palacio, que también se hizo entonces para ensanche del edificio; las otras dos [puertas] corresponden a las expresadas dos  calles de Bretones y Jardín del Duque [actual calle Trascuesta]"

 

En el interior de Las Covachas se conserva la lápida conmemorativa de la inauguración del Mercado que se colocó junto a la puerta principal. En ella se puede leer:

"1744. Reinando la Católica Majestad del Rey Nuestro Señor Don Felipe V: Siendo Gobernador de los Político y Militar de esta plaza el brigadier don Salvador José Roldán y Villalta, esta novilísima ciudad atenta al mayor beneficio de su pueblo, hizo edificar estas oficinas, fijando su dirección a la aceptación y conducta de sus diputados don Francisco Lucas de Ledesma, del Consejo de S. M. caballero de la Orden de Calatrava; don José García Poedo y don Félix Martínez de Espinosa, regidores perpetuos de ella, y se concluyeron el año de 1744"

Sería deseable que esta lápida vuelva a su lugar de origen, es decir, a la fachada de la Mercado, cuando éste se rehabilite. También sería necesario recuperar la imagen original de los arcos de piedra ubicados en todos los muros del edificio.

 

REGLAMENTO PARA EL MERCADO PÚBLICO DE SANLÚCAR DE 1864

Pinchar para ampliar

 

Curiosidad: Obsérvese que no se podía clavar ni una puntilla en la estructura constructiva (Art. 15)

 

 

El Mercado se amplió 1882 ocupando la antigua plaza de Belén, de forma que la planta del edificio se convirtió entonces en rectangular, tal como se ha conservado hasta hoy. Con esta ampliación se eliminó la entrada principal originaria, trasladándose a la calle Bretones la dieciochesca portada principal, construida en sillería de piedra y coronada con el escudo de Sanlúcar. También se colocó entonces una cancela de hierro en la puerta de la calle Trascuesta.

 

Según proyecto de 1936 del arquitecto sanluqueño Isidro Vital, entre 1937 y 1939, se reformó el Mercado en parte de su estructura interna, adoptando la imagen que ha mantenido hasta la actualidad. Se unificaron las antiguas dependencias en una gran nave diáfana. Se agregó un nuevo pabellón central con tiendas hacia ambos lados, quedando en sus laterales dos espacios a modo de calles, tal como permanece en la disposición actual.

La gran nave se elevó para abrir ventanas y se cubrió con un encerchado de hierro. Las dos vertientes de sus cubiertas, que eran de teja curva, se revistieron con planchas de zinc y se cubrió la nave por completo. Debajo de esta planta, en el sótano, quedó una zona destinada a depósitos y frigoríficos, cuyo lugar había servido con anterioridad para la venta del pescado.

Se conservó la antigua estructura de las fachadas exteriores con el remate almenado, así como las arcadas internas de los puestos.

Aquellas obras de reforma costaron 376.979 pesetas y el edificio reformado comenzó a utilizarse en 1940.

 

 

Proyecto de reforma del mercado. Isidro Vital (1936)

Pinchar para ampliar las imágenes

 

Estado anterior a la reforma

Estado posterior a la reforma

 

 

Resumen de la Memoria del proyecto de reforma, por el arquitecto Isidro Vital

Comenta el prudente arquitecto en su memoria, en 1936, al desconocer que el mercado se había edificado en el siglo XVIII: "Creyendo, aunque puede ser que esté equivocado, que el sitio donde está actualmente emplazado el mercado de Sanlúcar de Barrameda es de una antigüedad y de un tipismo excepcional, que contrastaría seguramente con cualquier construcción de tipo nuevo que en él quisiéramos elevar, nos inclinamos porque toda la parte exterior de sus fachadas con sus característicos almenados permanezcan invariables y sólo su interior sea el que se reforme"

El actual Mercado sanluqueño ocupa una superficie de 1.392 m2.

Con motivo de las obras de rehabilitación de las Covachas, en 1992, la antigua portada de piedra del Mercado se trasladó un poco más adelante, en la misma línea de fachada de la calle Bretones, donde actualmente se encuentra.


Bibliografía y fuentes: Velázquez Gaztelu, Juan Pedro: Historia antigua y Moderna de Sanlúcar de Barrameda, Vol. II [1760], Ed. ASHEA, 1994; Barbadillo Delgado, Pedro: Historia de Sanlúcar de Barrameda [1942]. Ed. facsímil. Sanlúcar, 1989; Reglamento del Mercado de 1864 y Proyecto de reforma de 1936: Archivo Municipal Sanlúcar de Barrameda.


Situación actual del Mercado de Abastos

En el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 1997, la Plaza de Abastos está protegida con nivel Parcial (C-164), destacando como elemento significativo la portada de piedra. Respecto a la edificabilidad, en el PGOU se contempla, la existente, es decir, que no se puede subir la altura del actual edificio. Como afecciones singulares, se señala que el Mercado se encuentra incluido en el entorno de protección del entorno del Palacio Ducal de Medina Sidonia:

Pinchar para ampliar

Además, el Mercado también está incluido dentro del entorno protegido de Las Covachas, declaradas como Bien de Interés Cultural con categoría de Monumento, por Decreto 140/ 2007 de 2 de mayo (BOJA, nº 87, 04/05/2007) (incoado en 2005) Esta protección del entorno de las Covachas se completa con la protección del entorno del Palacio Municipal, quedando así toda la zona protegida, a lo que se suma el entorno protegido de la iglesia de los Desamparados.

Pinchar para ampliar

(BOJA, Nº 92, 10/05/2007)

En tal sentido, cabe señalar que todos los bienes inmuebles incluidos en un entorno protegido tienen la misma consideración que el Bien principal, y por tanto le afectan las mismas exigencias que marca la legislación de Patrimonio Histórico.

En 2005 ya se planteó la venta y demolición de la Plaza de Abastos, con el consiguiente traslado del Mercado a otro lugar, a lo que se opusieron los propios comerciantes del mercado, mediante un comunicado informativo, haciéndose eco también el Aula Gerión a través de una nota de prensa en la que apoyaba las reivindicaciones de los comerciantes de la plaza y defendía la conservación del Mercado.

 

Proyecto de un nuevo Mercado y demolición del actual

Hace años que el Mercado de Abastos de Sanlúcar está necesitado de una modernización para mejorar los servicios de los comerciantes que tienen sus comercios aquí integrados.

Con motivo del concurso de ideas "Entre Barrios", convocado por la Consejería de Obras Públicas, quedaron finalistas tres proyectos para rehabilitar toda la zona aledaña a ambos márgenes de la calle Bretones y cuesta de Belén, como principal eje de conexión entre el Barrio Alto y el Barrio Bajo. En estos proyectos se preveía la intervención en el Mercado, a fin de mejorar sus condiciones. Aunque este concurso de ideas se resolvió con tres proyectos ganadores y una mención a un cuarto, el nuevo proyecto de mercado que se acaba de presentar no estaba incluido en ninguno de ellos.

Las propuestas ganadoras correspondieron a las presentadas bajo el lema "Kasba", del equipo sevillano de arquitectos Brieva-Violade, S.L.; otra con el lema "Escenarios enlazados", de Ana Zazo y Alberto Alvarez, de Madrid; y con el lema "Caballo de Mar", Juan Socas Hurtado, de Sevilla. Además de estas tres propuestas ganadoras, el jurado falló una mención especial para la propuesta presentada bajo el lema "Arrimando la una a la otra" del arquitecto José Ignacio Sánchez Cid, de Sevilla.

http://www.juntadeandalucia.es/obraspublicasytransportes/www/jsp/lstHerramienta.jsp?ch=3&ca=494&cu=1&cd=22907

Jurado y Acta del Concurso Entre Barrios

Curiosamente, en la composición de este jurado no había nadie de Sanlúcar. Quizás fuese porque en Sanlúcar no existen arquitectos, ni expertos, ni ciudadanos con la suficiente talla profesional o no tendrán el manido "reconocido prestigio" que se requería para fallar este Concurso.  Sin embargo, sí estaba Francisco Márquez Pedrosa, antiguo jefe de equipo de la Gerente de Urbanismo de Sanlúcar, Mónica González Pecci.

A pesar de la resolución de este Concurso de Ideas, el proyecto del nuevo Mercado de Abastos ha sido elaborado por el equipo "Beuve", donde se integran, entre otros, los arquitectos Brieva y Violade (ganadores de uno de los proyectos del Concurso de Ideas, aunque el nuevo proyecto de Mercado es diferente al presentado al citado Concurso por ambos arquitectos), por encargo de la Consejería de Obras Públicas. En él se prevé la demolición del histórico edificio y la construcción de un edificio de nueva planta con tres pisos de altura más terraza superior con cafetería. El proyecto ha sido  presentado el pasado día 23 de febrero a los comerciantes de la plaza por la Alcaldesa-Delegada de Urbanismo y los arquitectos encargados del proyecto. Está previsto iniciar las obras el próximo mes de octubre. Esta noticia ha aparecido en varios medios de comunicación, donde se pueden ver algunas reproducciones del nuevo edificio:

En Sanlúcar Información: http://www.andaluciainformacion.es/portada/?a=31736&i=19&f=0 (Véanse los comentarios)

En Sanlúcardigital: http://www.sanlucardigital.es/index.php?option=com_content&task=view&id=3349&Itemid=1

 

 

Legislación que afecta al edifico del Mercado

Declaración de entorno protegido del monumento Las Covachas. Resolución de 7 de noviembre de 2005 (BOJA, Nº 228 de 22 de noviembre de 2005)

 

Extractos

"… la Ley Orgánica 6/1981, de 30 de diciembre, del Estatuto de Autónoma para Andalucía, en su artículo 12.3, refiriéndose a los objetivos básicos de la Comunidad Autónoma, establece entre ellos, el de afianzar la conciencia de identidad andaluza, a través de la investigación, difusión y conocimiento de los valores históricos, culturales y lingüísticos del pueblo andaluz en toda su riqueza y variedad...

 

Segundo. Delimitar provisionalmente un entorno en el cual las alteraciones pudieran afectar a los valores propios del Bien, a su contemplación, apreciación o estudio. Dicho entorno afectado por la incoación del Bien de Interés Cultural, abarca los espacios públicos y privados, las parcelas, inmuebles y elementos urbanos comprendidos dentro de la delimitación que figura en el Anexo y, gráficamente, en el plano de «Delimitación del BIC y su entorno».

 

Delimitación del entorno

El edificio se encuentra en la ladera de una elevada barranca que se urbanizó a partir de la segunda mitad del siglo XIV. Al borde superior se asoma la antigua villa medieval hoy denominada Barrio Alto, a su pie se halla la zona más moderna de la población conocida como Barrio Bajo.

El criterio utilizado para realizar la delimitación del entorno ha sido el de incluir todas las parcelas catastrales y espacios públicos que se relacionan directamente con el inmueble. Se han sopesado las correspondencias del Bien con su entorno, considerándose tanto las que se refieren a los aspectos de constitución de la fábrica como las que lo hacen a volúmenes, dimensiones, alturas, razones de perspectiva o de estética, siempre con el objetivo de evitar interferencias en la correcta conservación y percepción de la edificación.

 

Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía, 2007 y Declaración del Casco antiguo como Conjunto Histórico Artístico (1973)

Artículos que afectan al Mercado de Sanlúcar por hallarse en el Conjunto Histórico de Sanlúcar y en el entorno monumental de Las Covachas y Palacio Ducal de Medina Sidonia.

 

Artículo 19. Contaminación visual o perceptiva.

1. Se entiende por contaminación visual o perceptiva, a los efectos de esta Ley, aquella intervención, uso o acción en el bien o su entorno de protección que degrade los valores de un bien inmueble integrante del Patrimonio Histórico y toda interferencia que impida o distorsione su contemplación.

[Los ayuntamientos evitarán] a) Las construcciones o instalaciones de carácter permanente o temporal que por su altura, volumetría o distancia puedan perturbar su percepción.

 

Artículo 27. Contenido de la inscripción.
 

1. En la inscripción de los bienes inmuebles de interés cultural deberán concretarse, tanto el bien objeto central de la protección como, en su caso, el espacio que conforme su entorno.


2. En la inscripción de dichos bienes inmuebles se harán constar, además, aquellos bienes muebles y las actividades de interés etnológico que por su íntima vinculación con el inmueble deban quedar adscritos al mismo, gozando de la consideración de Bien de Interés Cultural.

 

Artículo 28. Entorno de los Bienes de Interés Cultural.

1. El entorno de los bienes inscritos como de interés cultural estará formado por aquellos inmuebles y espacios cuya alteración pudiera afectar a los valores propios del bien de que se trate, a su contemplación, apreciación o estudio, pudiendo estar constituido tanto por los inmuebles colindantes inmediatos, como por los no colindantes o alejados.


2. Las actuaciones que se realicen en el entorno estarán sometidas a la autorización prevista en la Ley, al objeto de evitar las alteraciones a que se refiere el apartado anterior.

 

Artículo 31. Contenido de protección de los planes.

2. Los planes urbanísticos que afecten a Conjuntos Históricos deberán contener, además de las determinaciones recogidas en el apartado anterior, las siguientes:
 

a) El mantenimiento de las alineaciones, rasantes y el parcelario existente, permitiéndose excepcionalmente remodelaciones urbanas que alteren dichos elementos siempre que supongan una mejora de sus relaciones con el entorno territorial y urbano o eviten los usos degradantes del bien protegido.
 

b) La regulación de los parámetros tipológicos y formales de las nuevas edificaciones con respeto y en coherencia con los preexistentes. Las sustituciones de inmuebles se consideran excepcionales, supeditándose a la conservación general del carácter del bien protegido.

 

Disposición adicional séptima. Bienes de especial interés turístico.
 

Las Consejerías competentes en materia de patrimonio histórico y de turismo fomentarán fórmulas de colaboración y de asistencia mutua para la difusión de determinados bienes integrantes del Patrimonio Histórico Andaluz y de su entorno de especial interés turístico, respetando las necesidades de conservación y protección establecidas en esta Ley.

 


 

Imágenes del Mercado y su entorno
   
Entorno urbano-monumental del Mercado: corazón histórico del Barrio Bajo formado en el siglo XIV

Mercado, Las Covachas, Palacio Ducal de Medina Sidonia rodeado de jardines, Auditorio de la Merced (siglo XVII), Palacio Municipal, antiguo de Orleáns-Borbón rodeado de jardines, Palacio Ducal de Medina Sidonia y Parroquia Mayor de Ntra. Sra. de la O.

(pinchar sobre las fotos para ampliar)

   
Cuesta de Belén-Calle Bretones. Fachada y puerta principal del Mercado

Calle Bretones. Puerta de entrada al Mercado.

Calle Bretones. Fachada del Mercado. Al fondo, Las Covachas y Palacio Ducal de Medina Sidonia (Monumentos más antiguos de Sanlúcar)

Calle Bretones. Fachada del Mercado. Al fondo, Las Covachas y Palacio Ducal de Medina Sidonia (Monumentos más antiguos de Sanlúcar)

Calle Bretones. Puerta de entrada al Mercado

Calle Bretones. El Mercado, al fondo izquierda

 

Calle Trascuesta. El Mercado, al fondo derecha

Calle Trascuesta. El Mercado, al fondo derecha

Calle Trascuesta. Fachada del Mercado

 

Calle Trascuesta hacia el Mercado

 

Calle Trascuesta. Detalle de Fachada.

Calle Trascuesta hacia la plaza de la Trinidad

Calle Trascuesta. Fachada del Mercado

Calle Trascuesta. Puerta de entrada al Mercado

Calle Trascuesta al fondo: acceso al Mercado

 

Interior del Mercado de Abastos: crujías con arcadas y accesos del siglo XVIII

   

   

En estas dos imágenes se puede observar cómo en la ampliación de 1882, hacia las Covachas, se utilizó pilares cuadrangulares para dividir los puestos adintelados, frente a la zona del siglo XVIII compuesta por arcos de medio punto. Ambas zonas quedaron uniformadas por el amplio friso superior decorado con molduras geométricas, cuya antigua composición se mantuvo en 1882 prolongándose en el espacio ampliado. El recrecimiento superior de los muros interiores con ventanas y la cubierta fueron obras de 1939.

   


 

Algunas imágenes del Proyecto del Mercado que quieren edificar en el solar de la actual Plaza de Abastos

(pinchar sobre las fotos para ampliar)

   
   
   
   
   

 

Unas curiosas comparativas del antes y el después

 

   

   

   

SIN COMENTARIOS


               

 Seguimiento de la Campaña "Salvemos el Mercado" - Otros artículos de interés

 


 

Campaña "Salvemos el Mercado"

Apoya con tu firma


 


Creado: 26/02/2009

Actualizado: 02/12/2009

 

Volver