La última joya de la Plaza Alta

 

 

Comunicado de Prensa 28/12/2006

 
 

 

El Aula Gerión denuncia la inminente demolición de una de las últimas casas de interés artístico existente en la Plaza Alta, en el corazón de la Sanlúcar medieval. Este interesante inmueble, que curiosamente no se encuentra protegido en el catálogo del vigente PGOU, está situado en la esquina con la calle Monte de Piedad y es el conocido establecimiento Bar El Gallego. Ya se ha derruido una casa lindera y en un gran cartel se anuncia el opulento “Edificio Manuel Parada “El Gallego”. Viviendas de lujo, pisos, áticos y locales”, cuya insensatez promueve y vende NAZAMAR.

 

Resulta inconcebible que se vaya a demoler este edificio para nuevas viviendas, pues su valor arquitectónico es excepcional. Pudiéndose fechar entre los siglos XVI y XVII, llama poderosamente la atención la torre-mirador que corona el edificio y hace ángulo a ambas vías, cuya singularidad estriba sobre todo en la morfología mudejarizante, única en Sanlúcar, de sus vanos enmarcados en alfices, además de la estructura unitaria que posee este elemento con balcón, portada y regocijante guardacantón doble.

 

 

El Aula Gerión considera un disparate demoler este inmueble, aún más teniendo en cuenta el rescate y conservación realizado de los edificios vecinos, tales como la restauración privada que se está llevando a cabo de la antigua casa Monte de Piedad, por un lado, y la recreación del Cabildillo antiguo que hizo en su momento Manuel Becerra, por otra parte. Por demás, es sorprendente por negligente que la Gerencia de Urbanismo otorgue licencia para este derribo, pues forma parte indiscutible del entorno patrimonial de la parroquia de la O, declarada Bien de Interés Cultural, además de afectarle a ambos inmuebles la figura del Conjunto Histórico Artístico de Sanlúcar, declarado en 1973.

 

 

La plaza más emblemática del Barrio Alto perderá con esta desaparición una de sus últimas joyas, tal como ocurrió con el antiguo Pósito de trigo hace pocos años. Mucho tendría que aprender esta Gerencia del antiguo gobierno del PC que, en los años 80 y sin aún nacer la Ley de Patrimonio Histórico, restauró la vieja Cárcel para convertirla en Casa de Cultura primero y Conservatorio después.

 

Próximas a doblar están las campanas de la O…

   

 

Volver