Aula Gerión

Asociación para la defensa del Patrimonio Histórico - Sanlúcar de Barrameda (Cádiz)


 

 

 

CÚMULO DE AGRESIONES EN EL CARRIL DE SAN DIEGO

 

                                                                                                 

                                                                                               Comunicado de Prensa 17/04/2003


 

 

El carril de San Diego, antiguamente llamado de La Fuerza, debido a su defensa por el Castillo de Santiago, ofrece una fisonomía de los siglos XVIII y XIX. Progresivamente se ha ido deteriorando debido a la demolición de casas antiguas y construcción de pisos nuevos.

Al principio del Carril se hallan las casas trillizas de los Díaz de Saravia, reconocibles por los guardapolvos en los balcones, que se conservan satisfactoriamente. Solo han perdido el azulejo de la numeración de las casas donde estaba inscrito el monograma de la mencionada familia.

Al lado, el colegio de Las Pastoras-Calasancias, que perdió su antigua capilla de primeros años del siglo XX, obra del arquitecto Terreros, de un grandioso estilo y único en Sanlúcar, neorrománico. Esta ha sido sustituida por otra capilla del gusto extraviado de los 70.

Mas abajo del Carril, haciendo esquina, resplandece incólume la casa solariega de los Ledesma, que se identifica por una hornacina de piedra con estípites tan del siglo XVIII como la propia casa. En la otra esquina, la que fuera casa de los Ambrosy que también conserva una pequeña hornacina en su cantón.

Otras perdidas han sido los almacenes de Listán, que hace esquina con la calle Carmen y el almacén de Hilario, esquina con la calle Regina. Igualmente se perdió años atrás El Colmado, esquina con Santo Domingo estrecha. Representan el inicio del precapitalismo burgués en nuestra ciudad, origen de algunas manzanillas. Entre ambos almacenes ha sido destruida la única casa con tres pisos de este tramo, protegida y aun así, perdida.

Derrumbaron, en beneficio de los nuevos pisos y de la plaza de la Araucaria, parte de las casas dieciochescas de los Lemos y de los Pastrana. La casa que hoy nos ocupa angula con la calle Diego Benítez, está indicada con el número 28 y se encuentra protegida por el PGOU de forma “Global” y la casa lindera de la que segregó, protegida solo de modo “Parcial”, conservaba mas elementos originales que la anterior. Esta gran casa, muy retocada en el siglo XIX –véase las ménsulas de los balcones y cierros– contaba con un patio principal que a su vez comunicaba con un amplio patio de bodegas. En fachada había dos plantas y soberao. Sin embargo, la escalera principal debió quedar en la parte de casa segregada.

Este edificio ha tenido varias intervenciones: arreglo de forjado y escalera (1988) y obra de consolidación (1989) y al final ha sido demolida y no rehabilitada para hacer pisos de nueva planta. Otra victoria de las inmobiliarias y sin sanción contra el patrimonio histórico de Sanlúcar, ya irreversible. Y con cuanta alegría ha dado permisos la Gerencia Municipal de Urbanismo... Desde el siglo XVIII hasta hoy ha pasado esta casa por varias familias: los Marcos-Manzanares, Nueros y Páez de la Cadena, Herrera y Rodríguez La Cave, Bernal y la dichosa inmobiliaria.

 


 

Enlace relacionado: Destrucción de la casa del Carril de San Diego, 20

 


 

Volver