Aula Gerión

Asociación para la defensa del Patrimonio Histórico - Sanlúcar de Barrameda (Cádiz)

 

El amenazado entorno del Castillo de Santiago

"Emparedado como un sándwich"

 

  Wikipedia                                          

                                                                                                     Comunicado de prensa 19/04/07

La fortaleza medieval del castillo de Santiago, erguida en el siglo XV con una superficie de 5.000 m2, domina una de las zonas monumentales más significativas de Sanlúcar. Situado sobre la barranca que divide longitudinalmente la ciudad, este castillo fue declarado Bien de Interés Cultural en 1972 y, desde siempre, su imagen y entorno han sido seña principal  de la identidad de Sanlúcar. Localizado en el ángulo más inexpugnable de la antigua muralla, hasta hace pocos años se hallaba rodeado por históricas casonas y bodegas características de Sanlúcar, además de la iglesia y hospital de San Diego (siglo XVII). Tradicionalmente, las alturas de todos estos inmuebles han rendido pleitesía a la fortaleza no atreviéndose a restarle nunca el protagonismo que merece.

Sin embargo en los últimos años se están produciendo una serie de barbaridades urbanísticas en este privilegiado entorno. Ya fue suficientemente castigado cuando se demolió la antigua bodega “Carril de los Ángeles y del Huerto” (4.391 m2), ubicada frente a la Puerta de la Sirena del Castillo, para edificar una mole de pisos en la manzana inserta entre Cava del Castillo-Carril de San Diego-Carril de los Ángeles-Carmen Viejo, cuya edificación se dotó de una elevación inusitada para el lugar.

En la actualidad dos grandes amenazas se ciernen sobre este singular entorno del Castillo. Ya se ha colocado el acostumbrado cartel de obra que anuncia la edificación de viviendas y áticos en la antigua casa que desde 1858 perteneció a Juana Brescaglia, situada en el Carril de los Ángeles, nº 11, la cual se encuentra protegida por el PGOU con el nivel parcial C-182, donde se regula como elementos a conservar “la fachada, cubiertas y posición de los forjados pertenecientes a la crujía de fachada y patio con arquerías”. Esta casa, aunque reformada en el siglo XIX, tal como demuestran las bonitas ménsulas que sostienen los balcones, se puede fechar en el siglo XVII por el precioso patio columnado, galerías abovedadas y enlosado de piedra de Tarifa, además de la interesante bóveda de la escalera de la que sorprendentemente no se dice nada en el PGOU.

 

El Aula Gerión espera que no desaparezcan la tradicional estructura de esta casa, ni su fachada, ni los materiales nobles que contiene. Asimismo se reivindica que se respete el almizcate que limita la finca, pues es un precioso rincón popular de gran valor etnográfico.

Almizcate junto a la casa n º 11 y Capilla urbana de la Virgen de los Ángeles, cuya pintura está siendo restaurada

La otra gran barbaridad se va a ejecutar en una bodega situada enfrente de la actual puerta principal del Castillo. Este inmueble fue edificado en 1865 por Enrique Rodríguez Roldán, cuenta con 1.177 m2 y ha pertenecido a la firma Bodegas Barbadillo hasta hace pocos meses. La finca, de planta irregular, está compuesta por dos cañones bodegueros con diferente orientación, los cuales están divididos mediante pilares en tres naves cada uno, y se hallan unidos mediante un patio trabajadero. La fachada fue reornamentada a mediados del siglo XX. El volumen que supondrá la futura edificación de pisos sobre el solar de esta bodega no hará más que aplastar deshonestamente la visión de la fortaleza y la configuración de su entorno, además de perderse la tradicional imagen bodeguera del Barrio Alto. En definitiva, con todas estas actuaciones la figura señorial y regia del Castillo sanluqueño quedará emparedada como un sándwich, perdiéndose para siempre la calidad arquitectónica de este entorno urbano.

 

El Aula Gerión responsabiliza de todo este disloque al Ayuntamiento de Sanlúcar, que por demás ha demostrado su incompetencia para restaurar directamente el Castillo, habiéndolo cedido a una empresa privada por cincuenta años, la cual se está beneficiando no sólo de sustanciosos beneficios fiscales sino de unas subvenciones de la Junta que podría haber solicitado el mismo Ayuntamiento.

Gerión reclama la intervención de la Consejería de Cultura en las obras que se van a realizar en el entorno de B.I.C. Castillo de Santiago. Además, esta asociación considera que a este contexto urbano debe otorgársele un uso más acorde y más social que los vulgares pisos que se proyectan, a fin de lograr que todos podamos seguir disfrutando de la espléndida fortaleza medieval y sus aledaños. Ejemplos a seguir deben ser los marcados por la reciente restauración de la llamada “Casa Rosa”, en la misma Cava del Castillo; o la excelente conservación de las varias bodegas de la firma Barbadillo que circundan este bello espacio sanluqueño.


Volver