Aula Gerión

Asociación para la defensa del Patrimonio Histórico - Sanlúcar de Barrameda (Cádiz)


 

Aula Gerión vuelve a solicitar la paralización de las obras en Casa Arizón por su manifiesta ilegalidad

 

                                                                                                                        Comunicado de prensa, 08/03/10

 

La tardía intervención de la Fiscalía de Cádiz retrasa y condiciona el proceso penal del asunto Arizón.

Las obras proyectadas en el Monumento Casa Arizón, consistentes en 52 pisos y 11 locales comerciales, además del hotel en la casa del siglo XVIII, continúan ejecutándose de forma acelerada y con evidentes irregularidades. Mientras, el Juzgado nº 1 de Sanlúcar de Barrameda aún no ha adoptado ninguna decisión encaminada a frenar la barbarie que se está perpetrando sobre este importante Bien de Interés Cultural; y, por otra parte, la reciente aparición en escena de la Fiscalía de Cádiz hace, cuanto menos, augurar graves retrasos en la causa. Ante estas paradójicas circunstancias, Aula Gerión ha vuelto a solicitar al Juzgado la paralización parcial de las obras con fecha de 5 de marzo, a través de su letrado, Felipe Arizón.

Aula Gerión considera que ha quedado suficientemente demostrada la ilegalidad de construir once locales comerciales y/o despachos profesionales en el Monumento, pues este uso específico está prohibido en la ficha urbanística de Casa Arizón, incluida en el Catálogo de Edificios Protegidos del PGOU, ficha que sospechosamente no se localiza en Catálogo online que tiene colgado en su Web la Gerencia de Urbanismo.

Este extremo ha sido incluso ratificado por el experto pericial, nominado por la Jueza que instruye el caso, Lourdes del Río. Así, en este informe pericial se concluye que las obras de estos locales son contrarias a la norma urbanística. Por tanto, el Ayuntamiento de Sanlúcar concedió esta licencia de forma presuntamente ilegal, incurriendo en una clara infracción urbanística. Además, entre las conclusiones de este peritaje judicial, se afirma que “la construcción de 52 viviendas en un B.I.C. va en contra de los objetivos de la Ley”.

Asimismo, se opone a la legalidad vigente el hecho de no haberse efectuado las preceptivas catas arqueológicas que afectan a todo el inmueble, según la citada ficha urbanística, y no sólo a sus zonas bajo rasante, como ha manifestado Javier Olaciregui.

 

Fachada de Casa Arizón a calle Banda Playa, al inicio de las obras

   

Las mismas fachadas el 20 de enero 2010

pinchar para ampliar

Cada día que pasa, este bien patrimonial está sufriendo alteraciones más graves en su estructura y configuración. Por ejemplo, las fachadas de los edificios que vierten hacia la calle Banda Playa y Callejón de los Félix se están transformando por completo, mediante la elevación de las alturas preexistentes, produciéndose un claro exceso de edificabilidad, junto a la apertura de numerosos vanos sobre estos centenarios muros en los que se conservan tres tipos diferentes de pintura mural esgrafiada de época barroca. En toda la finca está proyectado abrir unos 150 nuevos huecos, que desfigurarán por completo la estructura original del inmueble.

El pasado día 20 de enero declaró ante la Jueza, Lourdes del Río, el copropietario y arquitecto director de las obras, Javier Olaciregui Arrieta, en calidad de imputado. En opinión de Aula Gerión, esta declaración estuvo plagada de omisiones y contradicciones. Entre otros dislates, Olaciregui manifestó desconocer la proporción de obras ya ejecutadas, cosa que no se entiende en un director de obras profesional; y tampoco conocía si ya se estaban comercializando los pisos y locales, pues afirmó que “desconoce el nombre” de la empresa que está gestionando este asunto.

Tras su declaración, Olaciregui manifestó que los locales comerciales ya no abrirán hacia las calles Banda Playa y Callejón de los Félix, tal como aparece en el proyecto original. Según Aula Gerión, si se están produciendo modificaciones al proyecto original sobre la marcha, como parece desprenderse de esta última afirmación, se debería haber presentado un reformado del proyecto para su aprobación, de cuyo hecho no se tienen noticias. Lo contrario parece querer enmascarar, en un claro intento para distraer provisionalmente al Juzgado. Para Aula Gerión, esta declaración resultó ser un magistral ejercicio de mesianismo y propaganda, que contrasta con la actitud del promotor de ocultismo, cinismo y evasivas.

Sin embargo, y a la vista de las contundentes conclusiones del informe del perito judicial, Aula Gerión confiaba en la pronta paralización de las obras. Además, la Jueza manifestó el mismo día 20 de enero que resolvería sobre la paralización parcial de las obras en un plazo máximo de quince días, pero asombrosamente el mismo día que se cumplía este plazo, la Juez solicitó la intervención del Ministerio Fiscal, dándole traslado del expediente del caso Arizón. La Fiscal del caso, Patricia Navarro García, ha sorprendido solicitando como diligencias la emisión de varios informes, “orientados al esclarecimiento de los hechos”, al Instituto de Patrimonio Histórico de Andalucía y a la Dirección General de Inspección de Ordenación del Territorio de la Consejería de Vivienda.

La intervención de esta Fiscal, Patricia Navarro, en otros procedimientos de corrupción urbanística y política, ha sido tildada recientemente por los medios de comunicación como “tendente a comprender los casos de corrupción en los que se [ve] envuelto el PSOE”, generando titulares como “La Fiscalía satisface al PSOE archivando el caso de los 1.700 expedientes de Chiclana” o “La Fiscalía de Cádiz ha resuelto a satisfacción del PSOE sobre el archivo masivo de expedientes irregulares de urbanismo en Chiclana” (Libertad Digital de 1 de octubre de 2009) En otros procedimientos de corrupción urbanística, la citada Fiscal ha calificado la conducta de quienes otorgaron las licencias como negligente, lo que ha impedido su condena penal. En opinión de Aula Gerión, esta intervención de la Fiscalía puede dejar entrever una estrategia para que el caso Arizón concluya de forma semejante, a través de un Juzgado que ignora la solicitud de paralización de obras, dejando que estas se materialicen; y una Fiscal que califica las conductas como negligentes y no punibles.

Aula Gerión considera que la tardía intervención de la Fiscal de Cádiz y las sorprendentes diligencias solicitadas por ésta, se encaminan hacia el establecimiento de una cortina de humo sobre las contundentes conclusiones del perito judicial nombrado por la Juez, cuyo informe se antoja ahora muy incomodo para las Autoridades. Lo único que conseguirán estas diligencias será retrasar el procedimiento y aumentar las graves alteraciones que se están ejecutando en el Monumento.

Aula Gerión sostiene que no parece muy adecuado que los compañeros de quienes dieran las licencias de obras se conviertan ahora en los jueces, o cuanto menos en las referencias de la Fiscalía, mediante la inclusión de tales informes en los autos, al objeto de  dirimir la legalidad de grave este asunto. Cabe recordar que las autorizaciones al proyecto fueron otorgadas, en su momento, por la Consejería de Cultura y el Ayuntamiento de Sanlúcar, todos en la actualidad del mismo signo político.

Esta asociación también quiere recordar que hace unos años, cuando Ángel Núñez ostentaba el cargo de Fiscal de Medio Ambiente y Patrimonio, miembros del Aula Gerión mantuvieron con este Fiscal una reunión en Cádiz, asegurando éste que estaba trabajando en varios casos con indicios de delito relacionados con el Patrimonio Histórico y el urbanismo en Sanlúcar, encontrándose entre ellos la Casa Arizón.

De hecho, Aula Gerión tiene entendido que Ángel Núñez remitió a los juzgados de Sanlúcar varios expedientes, como el de Casa Arizón, aunque sobre este asunto no se ha sabido nada más. Probablemente estos expedientes estén durmiendo en algún cajón judicial el sueño de los “justos”, mientras que todos los presuntos delincuentes se estén paseando “de rositas” por la ciudad, admirando y regodeándose en sus respectivas tropelías, cometidas en los bienes patrimoniales de todos los sanluqueños.

Para Aula Gerión, el hecho de que la Jueza aún no haya sido capaz de paralizar las obras de Casa Arizón, a la vista de la documentación existente y del contundente informe del perito judicial nominado por ella, sin olvidar que esta misma Jueza estuvo desde 2007 solicitando informes a las Administraciones sin que éstas atendieran sus solicitudes durante largos meses,  pone una vez más en entredicho la falta de eficacia de la Justicia, y en definitiva el desamparo de la ciudadanía.

 


 

TODO SOBRE CASA ARIZÓN

 

Índice de temas

 

Seguimiento Campaña "Salvemos Arizón"

 


 

Volver