Aula Gerión

Asociación para la defensa del Patrimonio Histórico - Sanlúcar de Barrameda (Cádiz)


 

 

 

 

Aula Gerión denuncia obras ilegales en la iglesia de la Trinidad (siglos XV-XVII)

 

                                                                                                                          

 

                            Comunicado de prensa, 11/06/2010


 

Coincidiendo con la celebración de la Feria de la Manzanilla de Sanlúcar, se iniciaron unas obras en la fachada de la iglesia de la Santísima Trinidad, conocida como “Los Dolores”, que pretendían ampliar el actual hueco de acceso al templo hasta el nivel del recercado que la enmarca, el cual estaba pintado de color albero.

 

Casi de forma inmediata Aula Gerión procedió a denunciar estas obras en la Delegación Provincial de Cultura y en la Policía Municipal, al objeto de frenar la grave alteración que se estaba perpetrando sobre este Monumento, el cual en la actualidad está gestionado por la Hermandad de los Dolores. Al mismo tiempo, Aula Gerión difundió por internet las fotos de las obras que se estaban realizando.

 

 

Al parecer, debido a que no se tenía la preceptiva licencia de obras para efectuar la ampliación pretendida, el pasado lunes se cerró el hueco, que ya había sido ampliado en el dintel superior de la puerta, y se quitaron los andamios. Según han comunicado más tarde fuentes municipales al Aula Gerión, hace unos meses se le denegó a la hermandad un licencia solicitada para ampliar la puerta y la única licencia otorgada recientemente sólo contemplaba el pintado general y efectuar “reparaciones” en la fachada, mientras que miembros de la hermandad afirman que la ampliación del adintelado se ha tenido que hacer para reparar una grieta. Fotos anteriores a las obras demuestran que no existía ninguna grieta estructural en esta zona de la fachada.

 

Portada de la iglesia de la Trinidad. Estado anterior y posterior a las obras.

 

En opinión de Aula Gerión, el atropello se ha remendado de forma chapucera, puesto que se ha colocado una placa de escayola pintada de blanco para ocultar el hueco abierto, que además ha alterado el recercado que tenía la puerta y la estructura del muro hacia el interior del templo, donde se mantiene la apertura del hueco. Es de suponer que esta solución es provisional, puesto que el cerramiento debe restituirse con el adecuado revestimiento de ladrillo de fábrica y mortero de cemento, manteniéndose también el recercado tal como estaba. Aula Gerión espera que la Gerencia de Urbanismo obligue a reconstruirse el acceso para devolverle su estado anterior a la obra ilegal, e imponga la correspondiente sanción a los responsables de esta infracción urbanística.

 

   

 

La iglesia de la Trinidad posee nivel de protección integral (A-13), según el Catálogo de Edificios Protegidos del PGOU, donde se consigna que no podrán realizarse obras de ningún tipo sin la correspondiente autorización de la Consejería de Cultura. Aula Gerión también ha solicitado a la Delegación Provincial de Cultura que inspeccione las obras realizadas en el interior del templo hace unos meses, donde se ha alterado la estructura primitiva del coro alto –que, según la hermandad, “se estaba cayendo”-, cuyas obras parecen constituir el paso previo e imprescindible para acometer la posterior la ampliación de la puerta.

 

 

La Trinidad es el segundo templo más antiguo de Sanlúcar, tras la parroquia de Ntra. Sra. de la O y el primero que se construyó en el Barrio Bajo. Se trata de uno de los edificios religiosos más emblemáticos de la ciudad. Esta iglesia mudéjar fue edificada en el siglo XV (1440) en pleno centro histórico de Sanlúcar, siendo reformada en el siglo XVII, a cuya última centuria parece pertenecer la bonita puerta de madera –según la hermandad, traída de un antiguo palacio-, la cual está realizada con tablones de madera tachonados con clavos de metal, que también corre grave riesgo de desaparecer con motivo de la pretendida ampliación del acceso. Tanto el exterior como el interior del templo conserva la estructura mudéjar de la época en que fue construido por el célebre conquistador de Canarias, Alonso Fernández de Lugo, a lo que se suman algunos elementos propios de la reforma realizada en el siglo XVII.

 

Aula Gerión manifiesta su más absoluta repulsa ante las obras ejecutadas en la Trinidad, cuya finalización habría alterado sustancialmente la composición de la pequeña fachada. Esta asociación espera que hechos de este tipo no vuelvan a repetirse, puesto que todas aquellas personas, que son titulares o gestores de los bienes culturales existentes en Sanlúcar, deben velar por su conservación, respetar la legislación vigente y comprender que la preservación del rico legado artístico que posee Sanlúcar es una responsabilidad de todos los ciudadanos.

 

Estado anterior y posterior a las obras frustradas.

 

Enlace relacionado: La Trinidad por encima de la Ley (01/03/2011)




Volver