Aula Gerión

Asociación para la defensa del Patrimonio Histórico - Sanlúcar de Barrameda (Cádiz)


 

Inminente riesgo de desplome en la Iglesia de la O


                                                                                                                   Comunicado de prensa, 21/01/2006

 

Aula Gerión está denunciado en estos días, ante el Ayuntamiento de Sanlúcar y la Consejería de Cultura, el grave estado en que se encuentra uno de los muros estructurales de la parroquia de Nuestra Señora de la O. En concreto, se trata de la esquina de intersección entre el muro principal de la nave lateral izquierda y el muro de entrada a la Capilla de Ánimas. Unas grietas de considerables dimensiones se han abierto en el muro en sentido vertical y unas grandes manchas de humedad han aparecido en la cubierta de la capilla. Estas evidencias alertan sobre el estado en que se encuentra la estructura de esta zona del edificio, que amenaza su ruina inminente.

 

Todo parece indicar que el problema, que está originado en la cubierta, deriva de las últimas obras de reforma que se hicieron en la parroquia en 1996. Los aleros y canalizaciones que existían con anterioridad a la restauración no se repusieron, de forma que el agua de lluvia ha venido cayendo directamente sobre el muro todos estos años, lo cual ha provocando el consiguiente filtrado del agua, humedad en toda la zona y futuro desmoronamiento.

 

Desde hace bastante tiempo esta zona de la parroquia se encuentra en muy mal estado. Según el párroco, don Luis Núñez, el año pasado ya se informó de la grave situación a la Delegación Provincial de Cultura de la Junta de Andalucía, sin que se haya hecho nada al respecto. Lógicamente es la Junta, que financió aquella restauración –unos 300 millones de las antiguas pesetas-, la que debe exigir la responsabilidad que le corresponde a la empresa encargada de aquella restauración para que subsane lo que parece ser un defecto de obra.

 

Tampoco se han enterado de este asunto las Delegaciones Municipales de Cultura y Turismo, ni la Gerencia de Urbanismo de Sanlúcar, a quienes compete directamente el problema, puesto que la Parroquia es un monumento declarado Bien de Interés Cultural y, según la Ley de Patrimonio Histórico Andaluz, corresponde al Ayuntamiento ”adoptar, en caso de urgencia, las medidas cautelares necesarias para salvaguardar los bienes del Patrimonio Histórico Andaluz cuyo interés se encontrase amenazado” (Art. 4). Y al Obispado de Asidonia-Jerez, propietario del inmueble, no parece importarle demasiado el posible derrumbe de esta zona de la Parroquia Mayor de Sanlúcar.

 

Mientras, el Ayuntamiento de Sanlúcar se dedica a gastarse un millón de euros en pintar carteles y “flechitas turísticas” en el pavimento de un Barrio Alto, que cada día está más degradado e irreconocible, pareciéndose más a una barriada periférica que a un casco histórico.

 


 

Volver