El Aula Gerión reclama el “blindaje” de las bodegas sanluqueñas

 

     Comunicado de prensa 10/01/07

Ante la reciente noticia de que la Consejería de Cultura ha blindado numerosos cascos bodegueros en El Puerto de Santa María, el Aula Gerión ha solicitado a la Delegación Provincial de Cultura que actúe del mismo modo en Sanlúcar, debido a las grandes amenazas que se ciernen sobre el interesante conjunto bodeguero de esta ciudad, el cual ya ha sido gravemente mermado en estos últimos años, a veces incluso saltándose la legislación vigente.

Las bodegas de El Puerto destacan por su concentración urbana en la zona del Campo de Guía, por su gran interés histórico, así como por su unidad estilística y morfológica, datándose en su mayoría en el siglo XIX. En Sanlúcar, por su parte, los valores de esta arquitectura bodeguera residen en su gran contraste arquitectónico y en un amplio arco cronológico, pues se existen bodegas fechables entre los siglos XVI al XX. Además, las bodegas sanluqueñas revisten una importancia excepcional al estar enclavadas dentro del casco histórico, bien formando complejos edificatorios, bien apareciendo individualizadas e insertas entre el antiguo caserío tanto del Barrio Alto como del Barrio Bajo.

Aún se conservan los complejos bodegueros de Barbadillo, Pedro Romero, Hidalgo, Barón, La Cigarrera y Argüeso, si bien este último está a punto de romperse. Entre las históricas bodegas que salpican el casco histórico y que aún mantienen su uso vinícola cabe destacar, entre otras muchas, las situadas en calle Carmen Viejo (antigua casa de Ledesma); las de Sánchez Ayala en calles Plata y Banda Playa; la actual de Yuste en calle Luis de Eguilaz; la de Portales en Avenida San Francisco; o La Guita en calle Misericordia de Hijos de Rainera Pérez Marín, cuya firma se acaba de vender.

El Aula Gerión demanda que se protejan las bodegas que todavía se conservan en el casco histórico, del mismo modo que se ha hecho en El Puerto, sin esperar a que se apruebe la revisión del nuevo PGOU, pues para esas fechas es muy probable que ya no quede casi ninguna. Gerión considera que la adopción de esta medida urgente es necesaria para que no se produzca la desaparición y distorsión de esa imagen urbana bodeguera tan intrínseca de Sanlúcar y tan fundamental para comprender la evolución histórica de la ciudad. Esta protección conjunta de los inmuebles bodegueros impediría demoliciones como las ya ejecutadas de la bodega Reina Victoria (Avda. de la Constitución esquina Alcoba); las de Medina (Banda Playa esquina Pescadería), la de Santa Ana (calle Bolsa), las situadas en las calles Carnicería, Banda Playa, Santiago, Carril de San Diego, etc., etc. Además, esta disposición preventiva salvaguardaría las próximas destrucciones anunciadas de otras interesantes bodegas, como las localizadas en calle Trillo, el conjunto Argüeso, la antigua de Manjón en el callejón de San Miguel, la de Cruz del Pasaje, etc.

Ante la insensibilidad y desprecio que vienen mostrando los sucesivos políticos, gerentes y técnicos de la Gerencia de Urbanismo por este importante Patrimonio Etnográfico sanluqueño, el Aula Gerión apela a la Consejería de Cultura para que disponga la protección global o genérica de la arquitectura industrial bodeguera. Así, como último recurso, esta fórmula salvaría al menos algunos restos de esa genuina identidad vinícola que ha caracterizado a Sanlúcar durante siglos.

 

Volver