III Edición

Premios a la Conservación del Patrimonio

 


    Foto. Andrea Guerra

 

 

El pasado sábado, día 10 de junio de 2006, tuvo lugar el acto de entrega de los Premios que otorga cada año el Aula Gerión a aquellos inmuebles que se rehabilitan o conservan en beneficio del Conjunto Histórico de Sanlúcar. Esta edición tuvo lugar dentro del Palacio Ducal de Medina Sidonia, en la espléndida zona rescatada del antiguo Alcázar árabe.

Luisa Isabel Álvarez de Toledo, Duquesa de Medina Sidonia, presentando la III Edición de los Premios

     

 

Abrió el acto Luisa Isabel Álvarez de Toledo, Duquesa de Medina Sidonia, quien presentó a Alberto González Troyano, reconocido profesor de Literatura Española de la Universidad de Sevilla, que se encuentra muy vinculado a Sanlúcar por residir largas temporadas en la casa que posee en la ciudad desde hace más de veinte años. Durante su desinteresada intervención, el profesor González Troyano aludió a la necesidad de defender y mantener la identidad de Sanlúcar mediante la conservación de su excelente casco histórico.

Alberto González Troyano durante su intervención

     

 

A continuación se procedió a hacer entrega de los Premios de este año 2006, que estuvieron relatados por Antonio Barba. Los inmuebles galardonados fueron votados en Asamblea plenaria del Aula Gerión del día 10 de mayo. Los edificios fueron seleccionados en atención a diversas modalidades y sin orden de prelación.

 

Marina Povedano recoge el premio

     

 

Uno de los cinco Premios ha recaído en la Casa de la Cuesta de Belén, nº 4, propiedad de Marina Povedano Gámiz. Dentro de la modalidad de residencia unifamiliar, esta casa de principios del siglo XX ha sido galardonada por la respetuosa rehabilitación integral de la que ha sido objeto. Asimismo, por la recuperación de los espacios interiores y de su singular fachada que, situada entre los estilos Modernista y Art Decó, constituye una de las escasas muestras de este movimiento estético existentes en Sanlúcar.

     

 

Enrique Hepbur recibe el galardón en nombre de Iñigo Romero

Otro de los inmuebles premiados en esta edición ha sido la Casa de Calle Mar, esquina a calle Diego Bénitez, propiedad de Iñigo Romero de Bustillo y esposa. También dentro de la modalidad de residencia unifamiliar, esta casa ha sido seleccionada por la concienzuda restauración llevada a cabo. Como resultado, se ha conseguido mantener vivo un modelo de nuestra tradicional arquitectura de cargadores de indias del siglo XVII. Se han conservado todos sus elementos singulares, como el patio central, la escalera principal abovedada, portajes, viguería, herrajes, además de la bodega con granero superior.

 

 

La modalidad de conservación de nuestro Patrimonio Histórico a lo largo del tiempo se ha concedido este año a Bodegas Barbadillo, por la continuada tarea de preservación y mantenimiento que viene realizando esta empresa sanluqueña desde hace muchos años respecto a un grupo de destacados inmuebles históricos de Sanlúcar, tales como: la antigua Casa de la Cilla –actual sede de la empresa-, del siglo XVIII; la antigua iglesia de los jesuitas (siglo XVIII); las zonas restantes del antiguo convento de San Agustín; y las extraordinarias bodegas del Toro, Angioleti, San Rafael y La Arboledilla, entre otras. Además Barbadillo ha sido galardonada por la creación del Museo de la Manzanilla y la contribución de esta empresa al mantenimiento de la fisonomía bodeguera del Barrio Alto sanluqueño.

 

Manuel Barbadillo recogió el premio en nombre de Bodegas Barbadillo

     

Inés Moxo agradeciendo el galardón

     

 

Dentro de la modalidad de conservación de inmuebles de tipología tradicional, el Aula Gerión ha premiado a la Casa del Pozo, situada en Calle Sargenta, 22, propiedad de Inés Moxo Alonso-Martínez. Esta casa ha sido galardonada por la esmerada rehabilitación que se ha hecho de uno de esos pocos inmuebles que están quedando de nuestra arquitectura más popular. Se ha recuperado una antigua casa de vecinos del siglo XIX, que estaba abocada a la desaparición, reconvirtiéndola en acogedora residencia unifamiliar.

 

Mª Dolores Rodríguez recoge el premio

     

 

Finalmente, en la modalidad de inmuebles restaurados para cumplir una función y uso diferentes para el que se concibió, se ha premiado al Hotel Tartaneros, propiedad de Enrique Pérez y Mª Dolores Rodríguez. El premio se ha otorgado en reconocimiento a la cuidadosa rehabilitación llevada a cabo y al mantenimiento que vienen realizando hace ya varios años de este antiguo hotelito de verano y bodega aledaña, edificado a principios del siglo XX en estilo modernista con ciertos toques Art Decó. Se trata de una iniciativa modélica por haber reconvertido un antiguo inmueble unifamiliar en negocio hostelero, lo que demuestra que al rico Patrimonio Histórico de Sanlúcar pueden aplicarse múltiples usos para lograr su rentabilización social y económica.

 

Para finalizar, el Presidente del Aula Gerión, Manuel Fernández Martín felicitó a los premiados y agradeció la colaboración prestada a la Fundación Casa de Medina Sidonia, Bodegas Pedro Romero y Juan Ivison Reig. Tras el acto, los más de doscientos asistentes pasaron a degustar una copa de manzanilla.

Manuel Fernández Martín, Presidente del Aula Gerión, cerró el acto.

     

    Foto. Andrea Guerra
     

El ambiente del acto y las copitas

     

 

     

 

     

 

Ver Inmuebles Premiados

 

Volver