Aula Gerión

Asociación para la defensa del Patrimonio Histórico - Sanlúcar de Barrameda (Cádiz)


 

 

 

 

 

 

 

CASA EN CALLE MISERICORDIA: OTRA MENOS ¿CUÁNTAS QUEDAN?

 

Comunicado de Prensa - 25/06/2006


 

De nuevo han demolido otra casa en el conjunto histórico. En este caso el edificio estaba protegido de modo parcial en el catálogo del PGOU, es decir, debería de haberse conservado la fachada y algunos de sus elementos más significativos, los cuales desconocemos al no existir la ficha de este inmueble en el catálogo publicado, aunque sí aparece en la relación inicial. En su aspecto exterior, se nos presenta una casa del siglo XIX –aunque de estructura mucho más antigua--, singularizada por sus voluminosos cierros apoyados en sendos mensulones. El balcón principal, centrado, estaba moldurado como el resto de los huecos, además de estar presidido por graciosas guirnaldas.

Según información verbal facilitada al Aula Gerión por la Gerencia de Urbanismo, la constructora tenía licencia de demolición y rehabilitación y, paradójicamente, no tenía licencia de inicio de obras. Si hubo paralización de obra, no ha servido para nada, puesto que todo el inmueble ha sido derruido. Ante esto, Gerión se pregunta si tendrá algo que ver con este lío de licencias el extraño andamiaje que han colocado, como telón del disimulo, pues parece que quieren dar a entender que han conservado la fachada inexistente.

 Esta es una cuenta más del largo rosario que llevamos viviendo en Sanlúcar respecto a las irregularidades y atentados a nuestro Patrimonio Histórico. Aún desconocemos los siete inmuebles a los que se ha dado licencia de demolición en el último Consejo de la Gerencia de Urbanismo. Asimismo, el Aula Gerión no ha recibido respuesta de las varias denuncias formalizadas y de las informaciones requeridas. Y tampoco tenemos noticias sobre las sanciones que se incoaron hace varios meses a los destructores de nuestra ciudad.

El Aula Gerión se hace eco del miedo que tienen varios vecinos del centro, linderos con el antiguo Teatro Principal, ante el aparcamiento subterráneo que se va a realizar de tres plantas, cuya gran profundidad podría afectar a los cimientos de importantes casas de las calles Ancha, Cruces y Bolsa, siendo algunas del siglo XVII.

Quizás lo que quieren los políticos es que nos pongamos en cruz y de rodillas en un Pleno. Que si quieren, nos ponemos.

 

Volver